lunes, 20 de noviembre de 2017

San Francisco de Paula

Etimológicamente significa “franco, libre”. Viene de la lengua alemana. Nació en Calabria, Italia. Nadie sabe las aventuras por las que va a discurrir la vida de alguien cuando viene a este mundo. Francisco de Paula tuvo unos padres muy pobres en lo económico pero inmensamente ricos en lo religioso. Como no podían sostenerlo ni darle la educación que ellos tanto querían, lo entregaron a la Orden de san Francisco de Asís. Estos, como alguien que viene llovido del cielo, lo acogieron todo el amor que todos deseamos. La acogida es una cualidad sumamente evangélica y humana. Tuvo la ocasión de ir en peregrinación a Asís y a Roma. Algo le harían cambiar a este adolescente de 14 años. En la capital de los cristianos se sintió algo incómodo porque no encontró la fe que él esperaba de los creyentes. Con esta viva preocupación metida en su corazón, se fue a hablar con sus padres. Todo se consulta a los padres cuando media algo importante para el futuro de los hijos. Tras hablar detenidamente con ellos, tomó la sabia decisión de marcharse al desierto de la Tebaida, tan famoso a la largo de la historia por la cantidad de santos que ha dado al mundo. Allí, sin ayuda de nadie, se construyó su pequeño monasterio para hacer oración y milagros. Hasta tal punto llegó su fama de santo y de joven inteligente que incluso personajes ilustres acudían a él para pedirle consejo ante las dificultades que se les venían encima. Hizo predicciones importantes. Te enumero solamente algunas. En primer lugar predijo la caída de Constantinopla y la marcha del rey a Nápoles contra los turcos. En segundo lugar, predijo la toma de Granada a manos de los reyes Católicos tal y como lo anunció en sus visiones particulares. Dada su fama, el Papa lo envió al rey de Francia, Luis XI. Estaba enfermo y necesitaba la curación. No sospechaba el papa que todo iba a resultar según los designios de Dios. Y, de hecho, una vez que estuvo ante la presencia del monarca, le dijo: "Su Majestad me ha llamado para que le alargue la vida. Sin embargo el Señor me ha enviado para que le prepare a bien morir". Fundó años más tarde la Orden de los Mínimos. Murió en paz el año 1508. ¡Felicidades a quienes lleven este nombre!


lo próximo:
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad