lunes, 20 de noviembre de 2017

Santa Bernardita

Etimológicamente significa “osada”. Viene de la lengua alemana. Esta joven, mundialmente conocida por las apariciones de Lourdes, vino al mundo el 7 de enero de 1844. Desde pequeña sintió una gran inclinación por lo religioso. Por esta razón pidió entrar en el convento de las Hijas de la caridad de Nevers, Francia. Poco tiempo después de hacer ofrenda de su vida en la Congregación de la Hijas de la Caridad, murió en el año 1879. Las cualidades que adornaron su débil cuerpo fueron la modestia y una piedad sincera, la rectitud de conciencia y su carácter radiante siempre de alegría, a pesar de estar enferma. Cuando tenía 14 años, la Virgen se le apareció 18 veces. Desde el 11 de febrero de 1858 al 16 de julio vio a la Madre de Dios. Le pedía cosas raras y extrañas para aquel tiempo. Bernardita no entendía nada de lo que le pedía la Señora, sobre todo cuando le anunció que era “La Inmaculada Concepción”. Ante tanta expectación como había sembrado la chica entre la multitud, le hubiera sido fácil buscar la fama, como ocurre hoy en los/as que van a la televisión. Ella, por el contrario, le gustaba quedarse escondida en el convento en el que respiraba el aire puro que necesitaba. Así vivió trece años con el nombre de María Bernarda. Algunas superioras no llegaron a entenderla bien, así como las hermanas en congregación. Sentían celos por virtudes y sus delicadas cualidades. Es el pago que reciben muchas veces las personas que se apartan de lo normal y ordinario. Mas ella, en lugar de caer en fáciles depresiones, se animaba a sí misma y mantenía un buen humor con todas ellas. Era la réplica de su santidad. Cuando vio que su muerte se acercaba, decía a menudo:"Santa Madre de Dios, ruega por mí, pobre pecadora, pobre pecadora, pobre pecadora...".Así murió en 1879. ¡Felicidades a quienes lleven este nombre!


lo próximo:
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad