sábado, 18 de noviembre de 2017

San Zacarías

Etimológicamente significa “memoria del Señor”. Viene de la lengua hebrea. 1. Este gran profeta nació durante el destierro de los judíos en Babilonia. Si quieres conocer su literatura y su vida, lee la Biblia. Cuando recibió de Dios el mandato de que fuera su mensajero para el pueblo, lo aceptó en seguida. Su primer mensaje lo transmitió el año 520 antes de Jesucristo. Por entonces, los judíos que habían vuelto del horroroso destierro de Babilonia estaban depresivos, desanimados y desalentados. Incluso, cosa rara entre los israelitas, había desechado la idea de construir el Templo. El profeta les animó con entusiasmo a que lo hicieran. Si lo construían les esperaba un provenir insospechado. 2. El otro Zacarías pertenece ya al Nuevo Testamento. Era el sacerdote, que estaba casado con Isabel. En su ancianidad tuvieron un hijo por intervención divina. Y fue nada más y nada menos que Juan Bautista, el puente que une el Antiguo y el Nuevo Testamento, el precursor del Mesías. Estaba de servicio en el templo de Jerusalén, cuando un ángel le dijo que tendría un hijo que habría de preparar al pueblo judío para el recibimiento de Jesús. El, que era ya un anciano muy metido en años, no le prestó atención a la voz del ángel. Pensaba que era un sueño Entonces, como señal clara que se trataba de algo divino, estuvo mudo todo el tiempo del embarazo de su mujer Isabel. Recobró el habla el mismo día en que nació su hijo. Cuando ya puede hablar, dedica sus primeras palabras para alabara Dios catando un cántico de júbilo. Este canto lo recitan los sacerdotes y seglares cada día al rezar el Oficio divino, una oración universal que se hace en toda la Iglesia. ¡Felicidades a quienes lleven este nombre!


lo próximo:
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad