miércoles, 22 de noviembre de 2017

San Fulgencio de Ruspe

Etimológicamente significa “resplandeciente, brillante”. Viene de la lengua latina. Este joven hizo sus estudios administrativos. Se colocó y tuvo éxito en su trabajo profesional. Quizá al manejar tanto dinero, pensó que nada de eso le daba la felicidad que él buscaba en su interior. Estamos en el lejano año 468, fecha en la que nació y en la floreciente ciudad de Cartago. Movido por su anhelo espiritual, se dedicó a leer a san Agustín. SE detuvo mucho tiempo en el comentario del Salmo 36:" No envidies a los que dedican a obrar mal, porque ellos se secarán pronto como la hierba. Dedícate a hacer el bien y a confiar en el Señor, y él te dará lo que pide tu corazón". Desde este momento pensaba y meditaba acerca de su futuro. A los 22 años, cuando todo el mundo que le rodeaba pensaba en casarse y montárselo bien, él se fue a un monasterio. Aunque era bueno, no obstante el superior le dijo que continuase en el mundo para ver si era capaz de no hacer en las redes del mal y de los placeres. Fulgencio, contrariado por la negativa del superior, le dijo que ya conocía todo eso y, precisamente por eso buscaba algo que le llenara plenamente el alma. Al fin le dejó entrar. Mientras tanto esta noticia corría como el viento por la ciudad. No se explicaban que hubiera hecho algo así. La misma madre gritaba a las puertas para que saliera. Y efectivamente, salió en plana noche derecho a otro convento. Eran tiempo de invasiones por parte de algunos guerreros de Numidia. Tuvo que salir corriendo y llegó a las puertas de Sicilia y de aquí a Roma. Al volver, lo nombraron obispo de Ruspe, Túnez. Todo el mundo le quería por su amabilidad y generosidad. Volvió a salir desterrado a Cerdeña, en donde atacó duramente a la herejía arriana. Como quien ha cumplido con su deber, murió a los 66 años enel año 553. ¡Felicidades a quienes lleven este nombre!


lo próximo:
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad