martes, 21 de noviembre de 2017

San Francisco de Borja

Etimológicamente significa “ franco, libre”. Viene de la lengua alemana. Los Borgia eran una familia española de la alta nobleza. Entre sus hijos hubo dos que llegaron a ser Papas con los nombres de Calixto III y Alejandro VI. Alejandro tuvo un nieto al que le pusieron el nombre del santo de hoy. Tenía ascendencia con el rey Fernando de Aragón, con el emperador Carlos V e hijo del Duque de Gandía. La ilusión de su familia era convertirlo en un buen gobernante. Se casó con una joven de la corte, Leonor de Castro y tuvieron seis hijos. El emperador, confiando plenamente en él, lo nombró virrey de Cataluña para que impusiera orden. Lo reconoció más tarde cuando lo hicieron Superior General de los jesuitas:"El haber sido gobernador de Cataluña me fue muy útil porque allá aprendí a tomar decisiones importantes, a hacer de mediador entre los que se atacan, y a ver los asuntos desde los dos puntos de vista, el del que ataca y el del que es atacado". ¿Qué cambió su vida? Fue precisamente la muerte de la bella reina de España. Cuando llegó el cadáver a donde iba a ser enterrado, abrieron el féretro para ver si era ella. Cuando contempló sus rostro desfigurado y putrefacto, dijo estas memorables palabras:<


lo próximo:
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad