lunes, 20 de noviembre de 2017

San Pedro Claver

Etimológicamente significa “roca”. Viene de la lengua hebrea. Posiblemente este santo no te suene mucho. Es normal. Hoy día se lee poco la biografía de los santos. En otros siglos muy cercanos, se leían con frecuencia en las escuelas y en casa. Y no vendría mal que se volviera a insertar en la vida esta sana costumbre para tener modelos de identificación mucho más interesantes y dignos que los que ofrecen los Medios de Comunicación Social. Fíjate. Cuando el Papa León XIII lo declaró santo dijo estas palabras:"La vida que más me impresionó después de la de Cristo fue la de Pedro Claver. Su vida de trabajo apostólico en la América Latina del siglo XVII (nació en el 1581 y murió en el 1654) estuvo marcado por seguir las huellas de Jesús de Nazaret en cuanto emprendía y llevaba a cabo. Procedía de una familia catalana, los Requesens. Hizo sus estudios en Solsona con un tío que era canónigo de la catedral. Por aquel tiempo estaba muy extendido el dicho de santa Teresa de Avila, que decía:<< Dios los llama para santos, y en canónigos se quedan". Parece ser que estas palabras no le sentaban demasiado bien. Su espíritu y su vigor interior le gritaban fuertemente por dentro que tenía que escalar los peldaños de la santidad. En Colombia, por ejemplo, estuvo la friolera de 33 años ayudando a los pobres y a los esclavos negros que venían de Africa. Igualmente que sucede hoy con la “pateras” y con la multitud de negros que llegan más allá del Estrecho de Gibraltar buscando trabajo y una puesto en donde vivir más humanamente. Con la misma Inquisición fue respetuoso en el sentido de que se preocupaba de aquellos a quienes condenaba. En su vida sacerdotal atendía antes a un negro o pobre que a cualquier señora o señor de distinción noble o rica. Cayó enfermo y el 8 de septiembre le vino la hermana muerte en el año 1654. ¡Felicidades a quienes celebren hoy su santo!


lo próximo:
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad