martes, 21 de noviembre de 2017

Natividad de María Virgen

Etimológicamente significa “nacimiento”. Viene de la lengua latina. Rara será la población española que no celebre hoy la fiesta de su Virgen. El Nuevo Testamento no dice grandes cosas acerca de este acontecimiento. Sin embargo, el pueblo cristiano lleva ya muchos siglos celebrando esta festividad con todo lujo de detalles y con una influencia grande en el fervor religioso de la gente sencilla y buena. Los evangelistas no dicen nada del lugar en el que nació la Virgen María. Se sabe que era prima de santa Isabel que vivía en Judea. Es verosímil, pues, que tenga su origen en Jerusalén como dice una antigua tradición de la que se encuentran huellas en el evangelio apócrifo de Santiago. Este evangelio nos habla de los padres de la Virgen, santa Ana y san Joaquín. Y, de hecho, existía en Jerusalén una casa llamada “ La casa de Ana”. Cerca de esta casa se levantó una iglesia cuya dedicación tuvo lugar el 8 de septiembre. El aniversario de esta dedicación se conmemoraba cada año. La fiesta se extendió muy pronto a Constantinopla. En el siglo V ya se habla de ella. Después pasó a Occidente. Más tarde se le añadió la fiesta de su concepción inmaculada, nueve meses antes. La natividad de María es una de las grandes fiestas del año litúrgico bizantino pues fue ella la que inauguró la economía de la salvación y la inscripción del Verbo de Dios en la historia humana. San Juan Damasceno celebró el misterio de este precioso día de Septiembre en la basílica de la Natividad de María, convertida en el siglo XII en la iglesia de santa Ana. Y dijo estas palabras:" Venid todos, ¡celebremos con alegría el nacimiento de la alegría del mundo entero. Hoy se ha formado en la tierra, partiendo de la naturaleza terrena, un cielo nuevo! Hoy da comienzo para el mundo la salvación". Las iglesias del Oriente cantan jubilosas este himno:<


lo próximo:
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad