lunes, 20 de noviembre de 2017

San Lorenzo Justiniano

Etimológicamente significa “ laurel”. Viene de la lengua latina. En el centro mismo de la bella ciudad de Venecia nació, en el año 1381, este chico al que Dios llamó para que fuera sacerdote. Llevado por su inquietud y celo pastoral, fundó la Congregación de Canónigos Regulares de san Jorge, iglesia a la que él iba a orar junto con otros compañeros. Se le conocía por su arrojo y valentía ante las dificultades. Así, pr ejemplo, no dudó lo más mínimo en ayudar a todos los pobres, aunque tuviera que pasar los 150 canales de la ciudad para poder ir a las 122 islas. Pasaba de riquezas. Un día que volvía muerto de hambre, al acercarse al palacio de su madre, tan sólo aceptó un trozo de pan. Educado en la diplomacia, tuvo que resolver el pleito ente el Papa veneciano Gregorio XII y el español Pedro de Luna, Benedicto XIII y Baltasar de Cosa, Juan XXIII se disputaban la tiara papal. Su labor se extendió también a la publicación de libros con la intención clara de llevar a las almas a Dios. El Papa Eugenio IV, también de Venecia, lo nombró obispo de Castelo, en la isla de Lido. Era un hombre de gran ascesis y penitencia. Intentó la reforma de los lujos perecederos de las mujeres. Solía decir:" Dar satisfacción a los sentidos y querer mantenerse puro es igual que pretender apagar un fuego echándole más leña". Su estado de ánimo n cambiaba fácilmente. También hablaban de él de esta manera:<


lo próximo:
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad