sábado, 18 de noviembre de 2017

Santa Rosa de Lima

Etimológicamente significa” rosa, jardín florido”. Viene de la lengua latina. Estás ante el primer fruto de santidad de América Latina o Hispano América. Era descendiente de españoles. Nació en la capital del Perú en 1586. Su nombre de Rosa se lo puso la gente debido a sus cualidades humanas y cristianas. Al ser confirmada, el obispo le dijo también Rosa. El auténtico era Isabel. En su juventud tuvo que hacer frente a las burlas de quienes no la entendían. Hoy sigue todo igual. Cualquiera que se aparte de la monotonía o no siga los pasos del consumo, es tildado en seguida de raro y extravagante. Cuando menos lo pensaba la gente, ella entró en las terciarias dominicas. Se entregó a amar a Dios y a los demás con todo fervor y la vehemencia propia de su juventud. Tanta fue su adhesión a la vida del Evangelio que llegó a tener éxtasis o revelaciones sobrenaturales. Nada de parapsicología. Lo dijeron los médicos y sacerdotes expertos en la materia. Cuando la hicieron santa, el Papa Clemente X, pronunció estas palabras inolvidables:" A la ciudad de los Reyes, como se suele llamar a Lima, no le podía faltar su estrella propia que guiara hacia Cristo, Señor y Rey de Reyes". La abuela, al abrazarla y besarla un día le pareció tan bella como una rosa y exclamó: <


lo próximo:
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad