domingo, 19 de noviembre de 2017

Santa María Reina

Etimológicamente significa “princesa de las aguas”, en lengua siria; y “espejo” en lengua hebrea. Hay una preciosa oración que comienza así:"Dios te salve, Reina y Madre de misericordia" u otras invocaciones que dicen:<< Reina del cielo, alégrate, aleluya". Son los creyente los que han promovido con su devoción este título dedicado a la Virgen. En la Edad Media , mucha gente a invocaba como la mujer omnipotente. Esta fiesta se celebra al octavo día de su Asunción a los cielos en cuerpo y alma. Es, como dice el Vaticano II, la mujer coronada de estrella que brilla ya como un signo de esperanza segura y de consuelo ante el pueblo de Dios que peregrina. ¿Es nueva esta doctrina? No porque han sido muchos los santos y el Magisterio de la Iglesia los que han venido año tras año, siglo tras siglo, anunciando esta fiesta. Basta echar una mirada a la historia. El Papa Sixto IV, el 28 de febrero de 1476, escribió la Constitución Apostólica <, en la que decía:<< Al meditar y considerar las insignes excelencias de los méritos por los cuales la Reina de los cielos, Virgen madre, gloriosísima de Dios, encumbrada sobre los tronos celestiales, brilla entre los astros como estrella de la mañana"... Otro Papa, León XIII, en 1984, añadía:<< la Virgen está realzada con diadema de estrellas por su Hijo Dios, sentada ante él como Reina y Señora del Universo". Todos los santos han hablado de ella. Baste citar a san Bernardo:<


lo próximo:
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad