miércoles, 22 de noviembre de 2017

Asunción de la Virgen

Etimológicamente significa “atraer hacia sí, asumir”. Viene de la lengua latina. Estamos en pleno mes de agosto, el mes por excelencia de las vacaciones. Y justamente en este día se celebra la fiesta de la Virgen de Agosto. También se le suele llamar “La Dormición de la Madre de Dios”. En los Hechos de los Apóstoles, capítulo 1,4, se narra que la Virgen estaba en oración con los apóstoles. Es la última mención que se hace de María en el Nuevo Testamento. También se sabe que una vez u murió su hijo Jesús, se fue a casa de Juan el apóstol al que tanto quería el Señor. La tradición nos narra que vivió algún tiempo en Efeso con Juan. Pero hay una cosa cierta: María terminó sus días en la tierra en la ciudad santa de Jerusalén Según los apócrifos, ya en el siglo V, dicen que ella estuvo con los apóstoles. Estos la rodearon en sus últimos instantes de su Dormición. Tres días después de su muerte, los ángeles la subieron al cielo en cuerpo y alma. En el siglo VI, el emperador bizantino hizo extensiva una fiesta mariana a toda la Iglesia bizantina el mismo día 15 de agosto. Esta fiesta se extendió en seguida a todo el mundo. Al llegar a Occidente se le dio el nombre de Asunción, mientras que en el Oriente se le sigue llamando la Dormición de María. Las denominaciones ponen el acento sobre dos aspectos del mismo misterio. Esta realidad proviene de ser la madre de Dios. El quiso que no conociera la corrupción del sepulcro la mujer que concibió en su seno al autor de la vida>. Los santos Padres han escrito mucho acerca de este misterio antes de que en 1950 el Papa Pío XII proclamara el dogma de la Asunción de María a los cielos en cuerpo y alma. Hay una gran devoción a la Virgen. Raro es el pueblo que no celebra hoy alguna fiesta en su honor. ¡Felicidades a quienes lleven este nombre!


lo próximo:
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad