domingo, 19 de noviembre de 2017

Beata María Romero Meneses

Etimológicamente significa "princesa de las aguas", en lengua siria y "espejo o iluminación", en lengua hebrea. Nació en Granada, Nicaragua, el 13 de enero de 1902. Su padre era ministro del gobierno republicano y hombre muy rico. Era también muy generoso con los desheredados. Esto hizo que le engañaran, de manera que su situación económica estuvo siempre comprometida. María tenía un carácter como el de su padre. Su familia esperaba mucho de ella: estudió música, piano y violín. Pero ella escogió el camino religioso. Le parecía que el carisma de Don Bosco hubiera sido creado para sus santas apiraciones. Hechos los votos perpetuos en el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, fue enviada a San José de Costa Rica, que convirtió en su segunda patria. Fue destinada a enseñar en un colegio de jóvenes acomodadas, si bien ella prefería sobre todo "niños pobres y abandonados", como Don Bosco y Madre Mazzarello. Habiendo conquitado a los de la ciudad anduvo por montes y valles a "salvar almas". Imitando a Don Bosco y Madre Mazzarello, formó a las discípulas para la Obra de los Oratorios, escogiéndolas entre las mejores de sus alumnas. Las llamaba "las misioneritas", que hicieron auténticos milagros, y no sólo en sentido figurado. Incluso cuando se vio forzada a dejar la enseñanza, no dejó jamás, hasta el último suspiro, de enseñar el catecismo a pequeños y grandes. Entorno a ella surgieron "obras sociales" que dejaron estupefacto al mismo gobierno. Consiguió crear un pueblo para los más pobres de todos ofreciendo a cada familia, arrancada de bajo los puentes, una casita en propiedad. Propagó por doquier la devoción a María Auxiliadora. Le levantó una iglesia en el centro de San José, que es faro y salvación para innumerables almas. En realidad, hizo cosas maravillosas gracias a su fe y a la colaboración de personas acomodadas que supo conquistar para la causa, influidas por la devoción a la Virgen. Esta FMA, en su enorme actividad, se mostraba también eminentemente mística, en íntima unión con Dios. Se han publicado ya algunos volúmenes de sus "Escritos espirituales". Murió de un infarto el 7 de julio de 1977. El Gobierno de Costa Rica la declaró ciudadana de honor de la nación. Su cuerpo se venera en San José de Costa Rica, junto a la gran obra fundada por ella misma como "Casa de la Virgen y Obra social". ¡Felicidades a quienes lleven este nombre!


lo próximo:
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad