martes, 21 de noviembre de 2017

San Juan de Rivera

Etimológicamente significa “Dios es misericordia”. Viene de la lengua hebrea. Es muy curioso que este joven sevillano fuera un afortunado, no tanto porque su padre fuera virrey de Nápoles, sino porque cuando hizo sus estudios en la Universidad de Salamanca, tuvo por maestros a personas afamadas y de un gran prestigio intelectual. Al terminar brillantemente sus estudios se ordenó de sacerdote para servir mejor a Cristo y a la Iglesia. Tan bueno sería que el mismo Papa Pío IV lo nombró obispo de Badajoz cuando tenía ten sólo 30 años. Una de sus tareas pastorales consistió en erradicar todo cuanto enseñaban los protestantes. Eran otros tiempos en los que no existía el ecumenismo ni la libertad religiosa. Para lograr esto, formó a muy bueno catequistas que iban de barrio en barrio enseñando la verdad católica en contra de la protestante. El patrono del clero de Andalucía, san Juan de Avila, hablaba así de él:"Estoy contento porque monseñor Rivera está enviando catequistas y predicadores a defender al pueblo de los errores de los protestantes, y él mismo les costea generosamente todos los gastos". Era una persona muy campechana, sencilla y abierta a todas las cases sociales. Los mismo obreros – cosa rara – decían:<


lo próximo:
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad