martes, 21 de noviembre de 2017

Santa Margarita de Escocia

Etimológicamente significa “perla”. Viene de la lengua griega. Esta joven reina nació en el año 1045 en Hungría. Tanto el padre como la madre eran de familia real. Hay que decir también que en la propia familia existen varios santos. Las dotes de esta joven la distinguían entre sus amigas y compañeras por su bondad, su intuitiva inteligencia y por su acendrada piedad religiosa. Piedad que, cuando es auténtica, da en seguida un salto para ayudar a los necesitados Era la hija del príncipe Eduardo de Ultramar y de Agueda, nieta, esposa y madre de reyes. Su educación estuvo marcada por su talante regio y basada en los principios del cristianismo. Cuando tenía 12 años pasó de Hungría a Escocia. El rey de Inglaterra era Eduardo el “Confesor”. A tan corta edad perdió a su tío y al propio padre. Pero todo lo guía Dios por destinos incomprensibles para muchos hombres. En estos días es coronado rey de Inglaterra su hermano Edgardo. Como todavía era un rey joven, Guillermo el Conquistador se aprovechó de la ocasión para invadir el país. Destronó al rey en 1066 y toda la familia tuvo que someterse a toda clase de humillaciones e insultos. Como la madre Agueda no veía las cosas claras, se los llevó consigo a Escocia. Una vez que se establecieron en su nueva sede, le pidieron ayuda al rey Malcom II. Este, prendado de los encantos de margarita, se casó con ella. Matrimonio que estuvo señalado por las luces y por las sombras. Fruto de este matrimonio fueron 6 hijos y dos hijas. Lo pasaron francamente mal por que el rey era un verdadero bárbaro sin educación, malas maneras y gozaba tan sólo con la cacería. Margarita, por el contrario, daba a sus hijos una educación estupenda, un saber estar en asuntos políticos, económicos y religiosos. El marido no sabía ni siquiera leer. Poco a poco, con mucha paciencia, Margarita se ganó la simpatía de todo el pueblo y hasta de su esposo. Ella misma restauró las relaciones entre Escocia y la Santa Sede. Dedicó mucho tiempo en culturizar a su país. A la muerte de su marido en una batalla, ella murió también de dolor rezando mientras se preparaba para recibir la comunión. Era el año 1093. ¡ Felicidades a quienes lleven este nombre!


lo próximo:
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad