martes, 21 de noviembre de 2017

San Marcelino de Champagnat

Etimológicamente significa “fuerte”. Viene de la lengua latina. Hoy está de fiesta la familia “marista”. Celebran a su fundador, un revolucionario en el tema educativo. Cuando el escritor Victorino del Pozo escribió su biografía, dijo:"No hay revolución más difícil que la revolución del grano de trigo o la de la gota del agua. Pero una gota de agua puede excavar una gran gruta y un grano de trigo multiplicado por la espiga cada año puede ser el pan de un pueblo". Le tocó nacer cuando la revolución francesa en el año 1789. Su pueblo natal estaba habitado por ignorantes. En estas circunstancias tan especiales comenzó Marcelino a trabajar como sacerdote. Había pobres por todas partes y unos cuentos ricos adinerados que lo querían todo para sí. Inspirado por Dios, fundó la congregación de los Hermanos Maristas con el fin principal de dedicarse a la educación de los pobres y necesitados. La fecha de su fundación fue el 2 de enero de 1817 en una aldea cercana a Lyon. En una pequeña casa al lado de la parroquia empezó la obra con dos jóvenes que compartían sus ideales. Su gran obstáculo provenía de miembros de la propia Iglesia. No veían con buenos ojos su fundación. Sin embargo, Dios actúa siempre en la vida de los hombres. Y así, cuando muchos no lo esperaban, el Papa León XIII, a ruegos de su delegado para la diócesis, liberó a Marcelino de su trabajo en la parroquia para entregarse plenamente a la educación de los chicos y chicas pobres. Otro biógrafo del fundador fue Juan Bautista. Escribió un libro en el que sintetiza las claves de la espiritualidad marista: el perdón hecho con alegría; contagiar a todos mediante el gozo de una alegría profundamente interior; poseer el don de la tolerancia; la disponibilidad para ayudar a cuantos haga falta; ser educado y respetuoso con todos y pensar en los otros antes que en sí mismo. Cuando hablamos de educación hay que entenderla globalmente: educación en todos los valores que configuran una personalidad recia y completa. A la muerte de san Marcelino había ya en la nueva Congregación 53 escuelas, contaba con 280 hermanos. Fue el día 6 de junio de 1840. Hoy están los Hermanos Maristas en más de setenta naciones. ¡Felicidades a quien lleve este nombre y a los Maristas!


lo próximo:
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad