lunes, 20 de noviembre de 2017

San José Benito Cottolengo

Etimológicamente significa : José: “el que se crece” y Benito “hijo predilecto”. Vienen de la lengua hebrea y latina. Este santo es lo de los más célebres en la Italia del siglo XVIII y XIX junto con san Juan Bosco, fundador de los Salesianos. Tan grande es la fama de ambos que la ciudad de Turín, en la Via Regina , les ha dedicado un monumento al recuerdo de su labor humanitaria y educativa. Fundó, siendo joven, el hospital de “La Divina Providencia”. No creas que era pequeño. Albergaba nada menos que 10.000 personas enfermas. No era muy inteligente. Se encomendó al gran sabio de Santo Tomás de Aquino y los exámenes los hizo muy bien. Es el San Juan de Dios de Granada. Al ver un día que una mujer moría y nadie le atendía, Dios le inspiró la idea de fundar una casa para los pobres sin dinero. Las autoridades que viven en otro mundo, pensaban que Cottolengo iba a infectar a la ciudad. Cuando lo echaron del centro de la ciudad, buscó refugio en Valdocco, cera de Turín. Fundó varias comunidades de mujeres y hombres entregados a esta dura labor. Les solía decir:" Hagan alegre y agradable el trato que les dan a los enfermos. Que los que reciben sus favores y atenciones sientan el gozo de ser atendidos y nunca se sientan humillados". Por su parte, él nunca se atribuía nada. Todo era obra de Dios. Decía:<


lo próximo:
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad