martes, 21 de noviembre de 2017

San Estanislao

Etimológicamente significa “gloria del Estado”. Viene de la lengua eslava. Polonia se honra de tener como hijo y santo a este santo, nacido en Cracovia en 1030. Los dos últimos números son importantes en esta familia. Ese fue el período en que estuvieron esperando los padres su nacimiento. Sus padres eran de una fe profunda. Y así lo educaron para la vida. Cuando hubo terminado sus estudios en Polonia y París pidió la ordenación sacerdotal. Al ocupar el cargo de párroco de la catedral de Cracovia, todo el mundo creyente se hacía bocas de la elocuencia y la viveza de su predicación y los acertados consejos en el ministerio de la reconciliación. Cuando murió el obispo, todo el pueblo a una sola voz pidió que Estanislao ocupara la sede. Durante este nuevo cargo atendía y animaba a los sacerdotes en la misión evangelizadora. Si hay buenos sacerdotes, habrá también buenos cristianos. Principio elemental. El propio rey de Polonia, por nombre Boleslao, vio con sus propios ojos cómo le recriminaba el obispo sus malas acciones. El orgulloso monarca “pasaba” olímpicamente de sus advertencias. Estanislao era valiente y constante. Un día, sabiendo que el rey estaba en misa, la suspendió. No veía bien que un pecador tan grande y de tan malas intenciones y sin deseos de arrepentirse participara en la Eucaristía. El rey montó en cólera. Le juró venganza. Y efectivamente, mientras celebra la misa, unos soldados, mandados por el rey para darle muerte, se negaron a tan vil ación. Enfurecido Boleslao fue él mismo y le dio muerte en el mismo altar tal día como hoy del año 1079. Y todavía más: no quiso que le dieran sepultura. Sin embargo, sin que supiera nada, unos cristianos lo enterraron en la capilla de san Miguel. El pueblo seguía pregonando los crímenes y pecados de su mal rey. Por el contrario, a Estanislao lo veneraban cada día más. El Papa Inocencio lo llevó a los altares en 1253. Su biógrafo escribe así:"Estanislao era de un carácter dulce y humilde, pacífico y puro; era muy cuidadoso en reprimir las faltas propias antes de hacerlo con sus semejantes; era un alma que nunca mostró soberbia. ¡Felicidades a quienes lleven este nombre!


lo próximo:
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad